FITOTERAPIA

La fitoterapia es la ciencia que estudia la utilización de las plantas medicinales, ya sea para prevenir, atenuar o tratar un estado patológico. Las plantas medicinales se utilizan tanto en la prevención y tratamiento de las enfermedades como en la mejora de la calidad de vida de los pacientes. En unos casos serán suficientes para curar una patología y en otros serán el coadyuvante de otros tratamientos, o ayudarán a mejorar determinados síntomas asociados.

Las plantas medicinales ofrecen, en general, una buena eficacia terapéutica, con una baja incidencia de efectos adversos. Su principal campo de acción son las afecciones leves y moderadas, así como las enfermedades crónicas, siendo útiles por tanto en la terapia de la mayor parte de las patologías habituales en asistencia primaria y también en atención especializada. Los preparados fitoterápicos forman parte, por tanto, de los recursos terapéuticos cuyo uso racional puede ser de utilidad en la asistencia sanitaria, donde pueden constituir una muy válida herramienta terapéutica para el profesional de la salud.

La libertad de elección terapéutica, además de ser un derecho del paciente, es uno de los factores que influye decisivamente en la adherencia al tratamiento y, por tanto, en su efectividad. La prescripción y/o indicación de preparados fitoterápicos puede ser la terapia de elección en aquellos casos en los que un profesional sanitario los considere apropiados o sean utilizados por el propio ciudadano para el autocuidado de la salud.

Medicamentos de plantas medicinales

Los medicamentos fitoterápicos corresponden a los elaborados exclusivamente con sustancias vegetales, preparados vegetales o combinaciones de estos, que se presenten con indicaciones terapéuticas definidas, con composición y finalidad concebidas para su utilización. En la actualidad se identifican tres grupos de medicamentos a base de plantas medicinales, en función de sus características de registro o dispensación:

  1. Medicamentos a base de plantas sometidos a prescripción médica.
  2. Medicamentos a base de plantas susceptibles de publicidad dirigida al público en general. Están sujetos a normativa específica y son destinados y concebidos para su utilización sin la necesidad de intervención de un médico, aunque requieran la intervención de un farmacéutico 3. Los medicamentos tradicionales a base de plantas (MTP), sometidos a registro mediante proceso simplificado.
  3. igual que los del grupo anterior, están destinados y concebidos para su utilización sin la necesidad de intervención de un médico. Su acción farmacológica y su eficacia terapéutica se pueden deducir de la experiencia en su uso tradicional.

Otros preparados a base de plantas medicinales

1. Complementos alimenticios Existen también preparados fitoterápicos a los que pueden acceder los usuarios, que se presentan como complementos alimenticios, sometidos a una normativa propia del ámbito alimentario. No tienen consideración de medicamento

2. Productos sanitarios También existen preparados fitoterápicos encuadrados en las distintas categorías (clases I, IIa, IIb y III) de productos sanitarios que pueden tener indicaciones de prevención, control, tratamiento o alivio de una enfermedad.

Eficacia, calidad y seguridad.

La calidad de los medicamentos a base de plantas medicinales se evalúa según las especificaciones descritas en Farmacopea.

La seguridad de su empleo queda garantizada por:

  • Las evidencias emanadas de publicaciones científicas en las que se hayan constatado las acciones farmacológicas de la planta medicinal y/o de los extractos obtenidos a partir de ella y/o de los principios activos de la misma.
  • Los estudios sobre toxicidad.
  • El uso secular de la misma, sobre todo en lo que se refiere a toxicidad aguda.
  • La constatación de la ausencia en el material vegetal de contaminantes microbiológicos, fitosanitarios, metales pesados, elementos radioactivos, etc.
  • La ausencia de adulteraciones con otras especies vegetales.

En cuanto a su eficacia, se dispone de evidencia científica de la misma para un importante número de medicamentos de plantas medicinales, en relación a determinadas indicaciones terapéuticas, que abarcan un importante número de situaciones patológicas.

Bibliografía:

  • Güenechea JI. Aspectos legales de la fitoterapia.
  • OMS. Pautas generales para las metodologías de investigación y evaluación de la Medicina

Erick Perea Zamudio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *